Nuestra comunidad parroquial cumple 25 años de fundación, por lo cual deseamos realizar un año de festejos al que le llamaremos: JUBILEO.

Un jubileo para recordar la gracia que Dios ha derramado durante nuestro caminar de estos 25 años.

Un jubileo para construir nuestra comunidad parroquial que, como fiel discípula y misionera del Señor, se proyecte viviendo la fe, la esperanza, la caridad y se comprometa en la reconstrucción de nuestra sociedad.

Un jubileo para trabajar en favor de las vocaciones, en donde nuestros esfuerzos busquen transmitir la maravillosa alegría que experimentamos cuando somos dóciles a la voz del Buen Pastor.

Un jubileo para renovarnos en el seguimiento de Cristo, para descubrir el valor de la fraternidad que nos permita construir la comunión como familia de Dios.

Deseamos un año jubilar para recordar y vivir la bella historia que ha escrito el Señor en nuestra parroquia.

Deseamos un año jubilar como una comunidad que vivificada por tu Espíritu, Padre Bueno, y comprometida con el Evangelio, renovemos nuestro compromiso bautismal para evangelizar a nuestros hermanos.


P. Luis Eugenio Castillo Leal

P. Jesús Alejandro Hernández López

«Si alguno de vosotros pierde una oveja de las cien que tiene, ¿no deja las otras noventa y nueve en el desierto y se va en busca de la que se le perdió, hasta que la encuentra? Y cuando la encuentra se la carga muy feliz sobre los hombros, y al llegar a su casa reúne a los amigos y vecinos y les dice: “Alégrense conmigo, porque he encontrado la oveja que se me había perdido”.